descargar ejemplo de Contrato De Mandato

Contrato de Mandato: Que es y Ejemplo en Word

En este artículo te voy a explicar qué es un contrato de mandato, qué tipos existen, cómo se formaliza y qué obligaciones y derechos tienen las partes involucradas.

Incluiremos un ejemplo de contrato de mandato y para facilitar la redacción del documento agregamos el modelo del contrato en Word, enlacé en la parte inferior del artículo.

Espero que te sea útil y que aprendas algo nuevo sobre este tema jurídico.

¿Qué es un contrato de mandato?

Un contrato de mandato es un acuerdo entre dos personas, llamadas mandante y mandatario, por el cual el mandante confía al mandatario la gestión de uno o más negocios o asuntos, por cuenta y riesgo del mandante.

El mandatario se obliga a realizar el encargo siguiendo las instrucciones del mandante y a rendirle cuentas de su actuación.

Puede tener distintas finalidades, como representar al mandante ante terceros, administrar sus bienes, realizar una compra o venta, gestionar un trámite o servicio, etc. El contrato de mandato puede ser gratuito o remunerado, según se pacte o se presuma entre las partes.

¿Qué tipos de contrato de mandato existen?

Según la forma de otorgamiento, el contrato de mandato puede ser:

  • Expreso: cuando se manifiesta la voluntad de las partes de forma clara y precisa, ya sea verbalmente o por escrito.
  • Tácito: cuando se deduce la voluntad de las partes por sus actos o por su conducta, sin que haya una declaración expresa.
  • Escrito: cuando se formaliza el contrato en un documento privado o público, que sirve como prueba del mismo.
  • Verbal: cuando no se documenta el contrato por escrito, sino que se basa en la confianza entre las partes.

Según el alcance del encargo, el contrato de mandato puede ser:

  • General: cuando el mandatario tiene facultad para actuar en todos los negocios o asuntos del mandante.
  • Especial: cuando el mandatario tiene facultad para actuar en un negocio o asunto específico del mandante.
  • Con representación: cuando el mandatario actúa en nombre y por cuenta del mandante, vinculando a este con los terceros con los que contrata.
  • Sin representación: cuando el mandatario actúa en su propio nombre y por cuenta del mandante, sin vincular a este con los terceros con los que contrata.

¿Cómo se formaliza un contrato de mandato?

El contrato de mandato no tiene una forma legal específica, salvo que la ley lo exija para ciertos casos. Por ejemplo, para otorgar un poder notarial, se requiere escritura pública. En general, el contrato de mandato puede formalizarse de forma verbal o escrita, según la voluntad de las partes y la naturaleza del encargo.

Sin embargo, es recomendable formalizar el contrato de mandato por escrito, ya sea en un documento privado o público, para evitar posibles conflictos o malentendidos. El documento debe contener los datos de las partes, el objeto del encargo, las instrucciones del mandante, la remuneración del mandatario (si la hay), la duración del contrato y la forma de terminación.

¿Qué obligaciones y derechos tienen las partes en un contrato de mandato?

El contrato de mandato genera obligaciones y derechos tanto para el mandante como para el mandatario. Estos son algunos de ellos:

Obligaciones y derechos del mandante

Obligación de entregar al mandatario los medios necesarios para cumplir el encargo.

Obligación de reembolsar al mandatario los gastos que haya realizado por el encargo.

Obligación de pagar al mandatario la remuneración pactada o la que corresponda según la costumbre o la equidad.

Derecho a revocar el contrato en cualquier momento, salvo que se haya estipulado lo contrario o que se cause perjuicio al mandatario o a terceros.

Derecho a exigir al mandatario que cumpla con el encargo conforme a las instrucciones recibidas y que le rinda cuentas de su gestión.

Obligaciones y derechos del mandatario

Obligación de cumplir con el encargo conforme a las instrucciones del mandante y con la diligencia debida.

Obligación de rendir cuentas al mandante de su gestión y entregarle lo que haya recibido por el encargo.

Obligación de responder ante el mandante por los daños y perjuicios que le cause por incumplimiento o negligencia.

Derecho a renunciar al contrato en cualquier momento, salvo que se haya estipulado lo contrario o que se cause perjuicio al mandante o a terceros.

Derecho a recibir del mandante el reembolso de los gastos y la remuneración que le correspondan por el encargo.

Ejemplos de contratos de mandato

  1. Compraventa de un inmueble. En este caso, el mandante le encarga al mandatario que compre un inmueble en su nombre. El mandatario debe encontrar un inmueble que cumpla con los requisitos del mandante, negociar el precio de compra y firmar el contrato de compraventa en nombre del mandante.
  2. Venta de un inmueble. En este caso, el mandante le encarga al mandatario que venda un inmueble en su nombre. El mandatario debe encontrar un comprador para el inmueble, negociar el precio de venta y firmar el contrato de compraventa en nombre del mandante.
  3. Administración de un inmueble. En este caso, el mandante le encarga al mandatario que administre un inmueble en su nombre. El mandatario debe encargarse de todos los gastos relacionados con el inmueble, como el pago de los impuestos, las reparaciones y el mantenimiento.
  4. Representación legal. En este caso, el mandante le encarga al mandatario que lo represente en un proceso judicial. El mandatario debe preparar la documentación necesaria, asistir a las audiencias y negociar un acuerdo con la otra parte.
  5. Gestión de negocios. En este caso, el mandante le encarga al mandatario que gestione sus negocios en su nombre. El mandatario debe encargarse de todas las tareas relacionadas con los negocios, como la contratación de empleados, la compra de materias primas y la venta de productos.

Conocido todo lo anterior, veamos un ejemplo de contrato de mandato.

Escrito de ejemplo de contrato de mandato

Ciudad: [Ciudad]

Fecha: [Fecha]

Entre:

[Nombre del mandante], mayor de edad, vecino de [Ciudad], identificado con la cédula de ciudadanía, número [Número de cédula del mandante], quien para efectos del presente contrato se denominará el Mandante, y, por otra parte;

El señor [Nombre del mandatario], mayor de edad, vecino de [Ciudad], identificado con la cédula de ciudadanía, número [Número de cédula del mandatario], quien para efectos del presente contrato se denominará el Mandatario;

Han acordado celebrar el presente contrato, el cual se regirá por las siguientes cláusulas:

Primera. Objeto del contrato. El Mandatario queda facultado para realizar, en nombre y por cuenta del Mandante, las siguientes gestiones:

Solicitar, realizar, radicar y retirar el trámite de [Descripción del trámite].

Representar al Mandante ante el organismo de tránsito y transporte correspondiente.

Recibir notificaciones, impugnar, transigir, desistir, sustituir, reasumir, pedir, conciliar, o asumir obligaciones en nombre del Mandante.

Segunda. Obligaciones del mandante. El Mandante declara que la información contenida en los documentos que se anexan a la solicitud del trámite es veraz y auténtica, razón por la cual se hace responsable ante la autoridad competente de cualquier irregularidad que los mismos puedan contener.

Tercera. Vigencia del contrato. El presente contrato tendrá una vigencia indefinida, pero podrá ser revocado en cualquier momento por cualquiera de las partes, mediante notificación escrita a la otra parte.

Cuarta. Terminación del contrato. El presente contrato terminará por las siguientes causas:

Por mutuo acuerdo de las partes.

Por revocación del Mandante.

Por vencimiento del plazo de vigencia del contrato.

Por muerte o incapacidad del Mandatario.

Por cualquier otra causa legal que lo extinga.

Quinta. Obligaciones del Mandatario. El Mandatario se obliga a realizar las gestiones encomendadas por el Mandante con la diligencia y cuidado de un buen hombre de negocios. En particular, el Mandatario se obliga a:

Actuar en nombre y por cuenta del Mandante, dentro de los límites del presente contrato.

Informar al Mandante de los resultados de las gestiones realizadas.

Rendir cuentas al Mandante de los gastos realizados.

Sexta. Remuneración. El Mandatario no recibirá ninguna remuneración por las gestiones realizadas en virtud del presente contrato.

Séptima. Solución de controversias. Cualquier controversia que surja entre las partes en relación con el presente contrato, será resuelta por un tribunal de arbitramento, de acuerdo con la Ley 640 de 2001.

Octava. Cláusulas generales. En todo lo no previsto en el presente contrato, las partes se someterán a lo dispuesto en las leyes civiles y comerciales colombianas.

En señal de aceptación, las partes firman el presente contrato en la fecha y lugar indicados al inicio de este.

[Firma del mandante]

[Firma del mandatario]

Conclusión

El contrato es un acuerdo muy útil para delegar la gestión de ciertos negocios o asuntos a otra persona, que actuará por cuenta y riesgo del mandante.

Puede tener distintas formas y alcances, según la voluntad de las partes y la naturaleza del encargo. El contrato de mandato genera obligaciones y derechos tanto para el mandante como para el mandatario, que deben cumplirse de buena fe y con respeto mutuo.

Espero que este artículo te haya ayudado a entender mejor qué es un contrato de mandato, qué tipos existen, cómo se formaliza y qué obligaciones y derechos tienen las partes involucradas.

Si te ha gustado, compártelo con tus amigos y déjame un comentario con tu opinión o tus dudas. ¡Hasta la próxima!

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *